Septiembre es un mes muy especial; es un mes en el que te puede hacer un calor asfixiante o te puede caer un chaparrón de mil demonios (o incluso las dos cosas en diferentes intervalos de tiempo) pero lo que está claro, es que septiembre es el mes de las bodas. Las bodas que son a primeros de mes suelen ser bastante divertidas, ya que suelen ser punto de reencuentro de los amigos que no se han visto desde antes de las vacaciones (que no sé a vosotros, pero a mí ya se me han olvidado) lo cual te garantiza la diversión y unas buenas charlas en la barra. Ni que decir tiene que en la boda de Blanca y Juan sucedió todo esto; a un día caluroso le siguió un amago de tormentón (con algún que otro sustillo en forma de lluvia esporádica) pero eso no impidió que celebrasen un bodón como la copa de un pino.

La boda de Blanca y Juan fue emotiva (la homilía fue preciosa) divertida, bonita, alegre, encantadora… mi compañero Juan disfrutó como un crío grabando, y el resultado lo podéis ver a continuación.

¡Esperamos que os guste mucho! ¡Recuerda activar en la pestaña de configuración del vídeo de Blanca y Juan (la ruedecita dentada) la opción de calidad máxima para disfrutarlo «in glorious 4K»!

Para ver más trabajos que hemos realizado, podéis verlos aquí, en el canal de youtube o en la fanpage de Facebook.

Os dejamos algunos datos sobre esta genial boda que nos han facilitado los novios, haciendo especial menció al gran detallazo que tuvo el novio, que llevó para ese día tan especial una corbata de alguien muy especial para él 🙂

Vestido de la novia: Carmen Maza

Zapatos de la novia: Jimmy Choo & Pitusas

Pendientes: Baquerizo

Peluquería: Mac Estilistas

Maquillaje: Menchu Benítez

Ramo de la novia: El Puentecillo

Catering: Delfin Delicatessen (La recena fue obra de Ulivo Catering)

Sushi: Onakasita

Fotografía: Öpalo photo

Sonido e iluminación: MySound

Grupo: Calle Botica